Contacto Banner




Yo Soy Kilroy, Película de Agustín Meléndez Eyraud

Entrevista al Joven Director y Dramaturgo Mexicano

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

El director y dramaturgo mexicano Agustín Meléndez Eyraud ha hecho realidad un sueño: estrenar su primera película, titulada Yo soy Kilroy. Esta cinta ganó el premio al mejor largometraje de ficción en el Festival Internacional de Cine de Los Angeles este año. Meléndez Eyraud, exponente juvenil del movimiento teatral y cinematográfico mexicano de nuestra época, se abre paso ahora en la pantalla grande, después de haber publicado sus obras de teatro y de haberlas puesto en escena, con gran pasión y espíritu contestatario. Esta es la historia de Miguel, un joven artista del grafitti, que vuelve a la libertad tras dos años de cárcel por supuestamente haber destruido la ciudad fronteriza donde vive.

Agustín Meléndez Eyraud, autor, director de cine y teatro, cuya película Yo soy Kilroy ganó el premio al mejor largometraje de ficción en el Festival Internacional de Cine de Los Angeles, 2012. Meléndez Eyraud es también dramaturgo, con obras teatrales publicadas y puestas en escena.

Agustín Meléndez Eyraud

Meléndez Eyraud habló con ContactoMagazine.com sobre Yo soy Kilroy, sus desafíos como cineasta y escritor, las oportunidades existentes para los jóvenes latinoamericanos y sus planes futuros. Este joven creador confiesa estar cansado del abuso de los mismos símbolos de siempre, García Márquez, Frida Kahlo, Diego Rivera y Juan Rulfo. En su obra, busca otros horizontes, y lo explica de esta manera:

¿Qué te propones con "Yo soy Kilroy"?

Antes que nada quiero agradecer la oportunidad que me da Contacto Magazine para hablar un poco sobre mi primer proyecto de cine como director. Creo que la labor de los periodistas es imprescindible en la carrera de todo artista. Hay que motivarse a hablar frente a los medios, porque sin ellos, es muy difíicil que la gente conzca lo que uno hace. En cuanto a la pregunta, quiero empezar por decir que apenas hace unos días vi en Youtube la primer película de Almodóvar Pepi, Luci, Bom. Me encantó. Pero es una película plagada de errores. El audio, la cámara fuera de foco, los brincos en la edición, en fin, la lista es larga. Yo soy Kilroy es mi Opera Prima. Le mentiría si dijera que cuando se presentó la oportunidad de hacerla no me pasó por la mente hacer la mejor película del mundo y ganar premios y hacerme rico con ella. Pero nada más alejado de la realidad. Mi obra es imperfecta en muchos sentidos. Lo mismo le pasa a todos. Pero hay que hacerla a como de lugar. Hay que hacer una película para medir tus fortalezas y debilidades. Oliver Stone lo dijo en alguna ocasión: “La segunda película siempre es la primera”. Creo que con este primer trabajo, ahora sé hacia dónde quiero ir. Con ella puedo solicitar apoyo para hacer otra. Con ella me estoy dando a conocer. Con ella los inversionistas y la gente del medio pueden confiar y tomar riesgos conmigo. Además espero convertir los errores que cometí con Yo soy Kilroy en fortalezas y saltar al próximo proyecto con mayor convicción, con un estilo propio, y con algo de suerte, conservar la maravillosa ignorancia con la que hice esta primera. Y entonces sí hablar de Oscares y dinero.

¿Qué significa este proyecto en el contexto de tu carrera?

Siginifca un buen Karma. Siento que llego con ella al principio de mi carrera. Es el comienzo de la verdadera oportunidad de pensar en hacer un buen cine. Yo soy Kilroy fue hecha con el apoyo de mucha gente. Toda esa gente. Todos esos fondos, fueron mi colegiatura. Fueron las facturas de mi aprendizaje. Yo llegué a la locación el primer día del rodaje y no sabía nada. El segundo día entendí mejor cómo eran las cosas. Y así consecutivamente hasta el final. No creo en los que dicen que se es autodidacta. Uno aprende de los demás. Uno aprende aprendiendo a escuchar. Uno crece cuando reconoce sus limitaciones. Esta es la garantía de que vas creciendo. Paso a paso. Para mí es lo mejor que me pudo pasar. Llegar a los 35 años y dirigir mi primer película. Tarde, para muchos. Para mí demasiado a tiempo. Pero antes hice de todo. Trabajé como guionista para muchos compañeros de la Universidad. Desarrollé proyectos como guionista para diferentes compañías y directores. Me entrené como productor dentro del mundo de las noticias. Supe lo que era trabajar con actores dentro del teatro. Diseñé mis propias escenografías. En fin. El largometraje llegó porque era el momento de hacerlo, pero aún así. Significó un verdadero reto. El cine se aprende haciéndolo echando a perder. Y yo heché a perder muchas horas de material que nunca vieron la luz en el último corte.

¿Cuáles han sido los principales retos de este proyecto?

El primer reto fue psicológico. “¿Realmente podré? ¿No estaré cometiendo un suicidio?”. El segundo reto es social: La gente que no cree en ti. La gente que duda. La gente que te quiere ver fracasar. Los que dicen a tus espaldas: “Pero nunca ha dirigido cine”. Y el tercero, que es por demás agonizante, y quizá el más difícil: el compromiso de terminar y pagar tus deudas económicas. Aún así, haciendo esto, el delirio sigue. Todavía hay más. Los festivales. La distribuición. A final de cuentas. La aceptación del público. Por eso hacer teatro es fácil. Los teatristas dicen que no. Que el teatro es de maltrato. Pero lo dicen porque les gusta quejarse. Porque son llorones. Pero no es verdad. Hacer teatro y escribir una obra, no tiene realmente la dimensión laboral e industrial que tiene el cine, quiza humana sí. Eso no lo niego. Lo sé porque ambos monstruos forman parte de mi profesión. En el teatro se escribe, se ensaya, se presenta, y se hace la temporada. Si no queda bien, tienes oportunidad de corregir. El cine es permanente. Tus errores o tus aciertos siempre estarán allí. Como en la película de Almodóvar.

¿Hay oportunidades actualmente para los cineastas y teatristas jóvenes de América Latina?

Yo pienso que hay muchas oportunidades de hacer cosas que valgan la pena. No solamente en Hollywood, sino en todas partes. Particularmente me gustaría que los Latinos en Estados Unidos dejaran atrás el cliché y los fantasmas. ¿Por qué todo tiene que ser García Márquez? ¿Por qué no salimos de Rulfo y su maldito pueblo Comala? ¿Por qué siempre las exposiciones de Frida y Diego? Me da nausea. ¿Cuándo los artistas Chicanos y Mexicanos en Estados Unidos comenzarán a buscar otros discursos? Es una enfermedad que yo también comienzo a padecer, no lo niego. Hace unas semanas atrás he estado en el Festival de Cine Internacional en LA en donde precisamente Yo soy Kilroy ganó el premio al mejor largometraje de ficción. Y me sorprendió mucho que hayan otorgado este reconocimiento a una película extraña como la mía. Mientras que todas las demás películas eran comedias y melodramas creo un poco inflexibles ante la necesidad de hablar de otros temas. Es como en la televisión. ¿Qué pasa por la mente de estos programadores? Viven con una parcialidad espantosa que no les permite liberarse de dos cosas: gustar al público y ganar dinero con programas añejos. ¿Es realmente esto lo que la gente merece? Por eso el mundo será para los jóvenes y las nuevas generaciones. Son los que abrirán brecha. Y derribarán estatuas. En cualquier parte del mundo. Y hablando de cine, aquí en Los Ángeles, como realizador latinoamericano se siente más, porque es dónde todo mundo viene a competir y hacerse rico y famoso. Pero yo lo veo como el lugar ideal para trabajar. No importa desde qué trinchera. Lo imporante es que sí hay formas de hacer cosas entretenidas. “Nunca interesantes”. El que te diga: “es interesante”, te esta mintiendo. Sospecha de ellos. No les gustó tu trabajo, o no lo entendieron y no saben cómo decirtelo a los ojos. Como dijo Tennessee Williams. “El objetivo es no aburrir”. Y ahora con la llegada del cine digital hay más oportunidades, pero debemos estar concientes que también hay mucha porquería rondando por allá afuera. ¿Porquería que intenta pasar por arte? Esto es un pecado, que la gente no perdona. O al menos yo no estoy dispuesto a perdonar. Mi credo es el de Tarantino. Con este mundo de competencia no queda más que hacer un trabajo nitro-ultra. Y es lo que pretendo hacer. En estos últimos años he asistido a media docena de screenings, como le dicen acá, o presentaciones de películas. La verdad, ninguna de estas películas me ha entusiasmado. Sino al contrario. Me han aburrido mortalmente. Y además, me ha hecho sentir rey en tierra de ciegos. Como dice el proverbio: “a rio revuelto, ganancia de pescadores”. Pero para lograr sacar algo que valga la pena de todo esta maraña de competencia, en donde miles y miles de personas estan haciendo lo mismo que tú, tienes que hacer lo que hicieron los grandes autores cuando no eran nada. Hablar de lo que conoces. La formula del éxito sería entonces mantenerte fiel a tu voz. En el momento en que haces conseciones con un sistema, al cual ni siquiera conoces, y ni siquiera conocerás tal vez, estás jodido. Cuando por el contrario, si haces lo que sientes que es verdadero a tus valores e ideales, si no pasa nada, y el sistema te sigue dando de golpes cerrándote las puertas en las naricies, no importa. Tú tienes tu película. Y la puedes ver en tu sala, con tus amigos, la puedes poner en Youtube. Puedes abrir un sitio de internet, venderla por propia cuenta. Organizar un evento. Las posibilidades son infinitas. Eso es lo bueno de esta era digital. Haz lo que te gusta, sea en teatro o en cine.

¿Hay algún futuro proyecto en mente?

Tengo la intención de hacer otra película, pero esta vez en inglés. También vienen algunos montajes de teatro en Nueva York. Ya veremos qué nos traerá el año 2013. Me imagino que cosas buenas. Ojalá así sea.

Arde Fénix, el Drama de los Inmigrantes, de Meléndez Eyraud

Arte y Cultura


Portada Digital de Contacto Magazine

Custom Search

Su
Dirección Electrónica:



Escriba su Comentario:

 

AddThis Social Bookmark Button


Fiesta Latina - Contribuciones de los hispanos a EE.UU.

Café Impresso (Un espacio digital de opinión)
© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Arte y Cultura, Espectáculos, Calendario de Eventos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU. México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Comida Latina, Portada, Directorio Comercial Clasificado

Contacto Logo






America, MundoArte y CulturaTecnologiaEspectaculosCiencia y SaludLatinos en EE.UU.Mexico
CubaComida LatinaUn Poco de HumorPublicidadQuienes SomosCartas al Editor
Eddie Morales Tax Services

Inmigración - Café Impresso - Fiesta Latina - Negocios - Calendario de Eventos - Directorio Comercial Clasificado - Publicidad en Internet - BizNews (English) - Computer News

REPORTAJES ESPECIALES

¿Mejor o Peor?


El Mundo, ¿Mejor o Peor?

Guerras, terremotos, hambrunas, inundaciones, secuestros, asesinatos, ¿está peor el mundo de hoy? Es la pregunta que muchas personas se hacen a diario, ante el volumen abrumador de malas noticias.

El Homosexual, ¿Nace o se Hace?

Mientras la Iglesia Católica acepta la homosexualidad pero condena como pecado la conducta homosexual, los científicos parecen estar más seguros de lo que no es, que de lo que es realmente la homosexualidad. ¿De dónde proviene? ¿A qué se debe?

La Televisión Inteligente,
Presente y Futuro


Hace una década se hablaba con asombro de las "casas inteligentes" y de los "teléfonos inteligentes". Muchos de aquellos pronósticos son una realidad del presente, especialmente en cuanto a telefonía móvil. Ahora se habla, con bastante seguridad, de la "televisión inteligente".

El Movimiento Muralista Mexicano

Sin lugar a dudas el Movimiento Muralista es el fenómeno artístico de mayor importancia del arte mexicano del siglo XX. Sus aportes han hecho que su influencia rebase las fronteras de lo nacional.

Spanish Is Not Only a Language ...

Spanish is not only a language, it is the heart of a culture, religion and history, and a communication tool shared by nearly 500 million people in 21 countries.