Latinos en EE.UU.EspectaculosArte y CulturaTecnologiaCiencia y SaludComida LatinaUn Poco de HumorAmerica, MundoPublicidad

Las Olas Migratorias a Estados Unidos

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Desde la fundación de la misión católica Nombre de Dios, en San Agustín, Florida, en 1565, y la llegada de los llamados Peregrinos en 1620 hasta nuestros días, Estados Unidos ha experimentado olas migratorias sucesivas que han fortalecido el concepto de que éste es un país de inmigrantes.

Entre 1892 y 1954 ingresaron a Estados Unidos 12 millones de inmigrantes sólo a través de la famosa Ellis Island, donde está colocada la Estatua de la Libertad, en la bahía de Nueva York. Allí estableció el presidente Benjamin Harrison la primera oficina federal de inmigración. El 2 de enero de 1892, Annie Moore, una niña irlandesa de 15 años, acompañada de sus dos hermanos, pasó a la historia al convertirse en la primera inmigrante procesada en Ellis Island.

Inmigrantes en Ellis Island

Inmigrantes recién llegados a Ellis Island a principios del siglo XX, durante una de las olas migratorias más voluminosas de las que han arribado a Estados Unidos en los últimos 150 años.

El 14 de junio de 1897, un incendio destruyó totalmente la oficina. Pero esta se reconstruyó y se abrió de nuevo el 17 de diciembre de 1900. Sólo ese día, la oficina recibió a 2,251 inmigrantes.

En noviembre de 1954, con la liberación del último detenido allí, un marino mercante noruego, se clausuró Ellis Island como centro receptor de inmigrantes. En 1965, el presidente Lyndon Johnson declaró la Ellis Island, parte del Monumento Nacional de la Estatua de la Libertad, obra que fue donada a Estados Unidos por el pueblo de Francia, en 1876, con motivo del centenario de la Declaración de Independencia norteamericana. La estatua es una obra del escultor Frederic Auguste Bartholdi, que llegó a la bahía de Nueva York en junio de 1885 a bordo de la fragata Isere y se inauguró el 28 de octubre de 1886.

Ultima Hora, manual para el consumidor de noticias

De acuerdo con las autoridades norteamericanas, únicamente el dos por ciento de los inmigrantes que arribaron a Ellis Island en todos esos años, fue rechazado. Había dos razones principales para la exclusión: una enfermedad contagiosa y un contrato laboral ilegal.

Los Primeros Tiempos

El siglo XIX fue intenso en materia de inmigración, pero desde el siglo XVIII, con la llegada de más de medio millón de esclavos africanos hasta los días de la Revolución, se consolidó uno de los procesos migratorios más fuertes. En la década anterior a la elección del presidente Abraham Lincoln, arribaron a Estados Unidos dos millones 598,214 inmigrantes procedentes en su mayoría de Gran Bretaña, Irlanda y Alemania, pero también de Noruega, Suecia y Holanda.

En la década de 1840 a 1850, llegaron alrededor de un millón y medio de inmigrantes, en una mezcla de europeos, chinos e inclusive latinoamericanos, éstos dos últimos grupos arrastrados por la famosa Fiebre del Oro de 1848, en California. La inmigración japonesa que había estado produciéndose fue limitada en 1907, mientras que la china se detuvo entre 1892 y 1902.

En el período de 1855 a 1890, sólo la oficina migratoria de Nueva York, procesó a ocho millones de recién llegados, la mayor parte de países del norte y el oeste de Europa.

Se calcula que entre 1905 y el comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914 entraron a Estados Unidos un millón de inmigrantes por año. Al concluir la guerra, entre 1915 y 1918 el flujo migratorio fue de aproximadamente 250 mil personas por año. Esa cantidad se redujo hacia el final de la confrontación bélica europea.

En 1924, Estados Unidos aprobó el Acta de Orígenes Nacionales, que impuso límites al número de inmigrantes que se permitía entrar por año al país.

Los Olvidados

Con la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo el 2 de febrero de 1848, concluye la llamada Guerra Mexicana, entre Estados Unidos y México. Como resultado de la guerra, Estados Unidos adquiere 2,378,539 kilómetros cuadrados que pertenecían a México, en territorios de lo que hoy son los estados de California, Arizona, Nevada y Utah, y parte de Colorado, Nuevo México y Wyoming. Aproximadamente 100 mil mexicanos se convierten de pronto en extranjeros dentro de su propia tierra.

Aquellos mexicanos no eran emigrantes, pero se integran a Estados Unidos y aportan al país sus costumbres, su religión, su arte y su literatura. Con el paso de los años se mezclan, aunque con sus características propias, tanto con el resto de la población norteamericana como con los nuevos inmigrantes mexicanos y otros latinos.

Durante la Revolución Mexicana de 1910, que cobró la vida de casi dos millones de personas y dejó al país en ruinas, miles de mexicanos ingresaron a Estados Unidos.

Nuevo México es el estado que más rápidamente influye en los círculos norteamericanos de poder. En 1916, Ezequiel Cabeza de Baca se convierte en el primer gobernador hispano del estado. En 1928, Octaviano A. Larrazolo, que había sido gobernador de Nuevo México, es el primer hispano en llegar al Senado de Estados Unidos.

Los aportes y las integraciones no se detienen. En 1932, Benjamin Nathan Cardozo es el primer hispano en formar parte de la Corte Suprema de Estados Unidos. En 1935, Dennis Chávez es el primer hispano nacido en este país, en ser elegido para el Senado federal.

En la década de los años 40, Estados Unidos abre un programa de trabajadores agrícolas que permite la entrada de millones de los llamados "braceros" a partir del 4 de agosto de 1942. Según una crónica del diario El Paso Herald Post, del 28 de abril de 1956, "más de 80 mil braceros pasan por el Centro (migratorio) de El Paso anualmente, como parte de 350 mil o más que cruzan la frontera para ayudar a plantar, cultivar y cosechar algodón y otros cultivos en todo Estados Unidos". El programa concluyó en 1964, cuando el entonces funcionario norteamericano del Departamento del Trabajo, Lee G. Williams, a cargo del programa, lo describió como "una esclavitud legalizada".

De acuerdo con varias fuentes, el programa permitió en 22 años la entrada total de unos cuatro millones de trabajadores mexicanos, los cuales, según muchos, convirtieron los campos agrícolas norteamericanos en "los más productivos del planeta".

Miles de estos trabajadores todavía no han cobrado parte de sus salarios, que fueron entregados por Estados Unidos al gobierno de México hace décadas.

La Integración del Caribe

Cuba, que había sido ocupada dos veces por Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX, mantuvo un flujo migratorio discreto en esas dos centurias. Pero a partir de 1959, con la llegada de Fidel Castro al poder, las olas migratorias cubanas se vuelven desproporcionadas. Castro elimina las libertades fundamentales, confisca la propiedad privada, se vuelve aliado de la Unión Soviética en medio de la Guerra Fría y se declara comunista. En los primeros 20 años de castrismo, más de 600 mil cubanos viajan a Estados Unidos por distintas vías. Otro flujo de 125 mil cubanos llega al país en 1980 mediante el llamado éxodo del puerto cubano de Mariel. Otros 30 mil llegan de un golpe durante el éxodo de balseros del verano de 1994. Desde la década de los 60, los cubanos se convierten en el tercer grupo latino con mayor número de personas, después de los mexicanos y los puertorriqueños, que son ciudadanos norteamericanos por la condición de Puerto Rico de Estado Libre Asociado.

En los últimos años, más de un millón de dominicanos se asentado también en Estados Unidos. El predominio de los inmigrantes del Caribe se encuentra fundamentalmente en la costa este del país.

Las Olas Modernas

Pero es a partir de la década de 1980 que se desarrolla una de las mayores olas migratorias de todos los tiempos. En este caso son mayormente emigrantes de América Latina. Esto obliga a debatir en el Congreso varios proyectos de legalización de indocumentados. Llegan miles de inmigrantes de México, Centroamérica, Colombia, Perú, Argentina, Chile, Uruguay, Ecuador. Una fuerte crisis económica afecta a la región, además hay varias dictaduras militares en el cono sur, guerras civiles en tres naciones centroamericanas, Colombia lucha contra el narcotráfico, las guerrillas y otros grupos irregulares, Perú vive una pesadilla con las actividades terroristas de Sendero Luminoso y otras bandas insurgentes.

En 1986, durante la presidencia de Ronald Reagan, se aprueba el Acta de Control y Reforma Migratoria, una amplia amnistía para los indocumentados que cumplían ciertas condiciones. Casi 3 millones de inmigrantes reciben su residencia legal mediante esta ley. Más de 2.5 millones son latinos, y de éstos 2.3 millones son mexicanos, según el desaparecido Servicio de Inmigración y Naturalización de EE.UU.

Poco más de dos décadas después, hay en Estados Unidos aproximadamente 52 millones de latinos con un poder adquisitivo de 1.2 billones de dólares al año. Hay también más de 11 millones de indocumentados, de los cuales se calcula que 8 millones son latinos, y de éstos unos seis millones proceden de México.

Servicios de Marketing - Publicidad Digital, Sponsorships,
Contenido Patrocinado y Más

Reportaje Especial --- El Legado Hispano en Estados Unidos

Fiesta Latina - Contribuciones Hispanas a EE.UU.

Latinos en Estados Unidos

Música, Cine, Festivales, Eventos Especiales

Inmigración y Reforma Migratoria


Olas Migratorias hacia Estados Unidos

Publicidad Digital en ContactoMagazine.com


Legado Hispano en Estados Unidos

La Guerra contra la Reforma Migratoria

Portada de Contacto Magazine

Custom Search

Su
Dirección Electrónica:



Escriba su Comentario:

 


Fiesta Latina - Contribuciones de los hispanos a EE.UU.

Café Impresso (Un espacio digital de opinión)

© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Inmigración, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU. México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Fiesta Latina, Comida Latina, Café Impresso, Portada



Logo de Contacto
<

REPORTAJES ESPECIALES

Hispanos en EE.UU.

¿Por Qué Hay Tantos Hispanos en EE.UU.?

Lejos están los días en que el gobernador de Puerto Rico, Juan Ponce de León, arribó en 1513 a los alrededores de lo que más tarde sería la ciudad de San Agustín, en el estado norteamericano de Florida. Su viaje fue el preludio de una fuerte presencia hispana en el suroeste de Estados Unidos, y finalmente en todo el territorio estadounidense. Más cerca están las olas migratorias latinoamericanas que hoy día pueblan este país desde Los Angeles, San Diego y San José hasta Miami, Dallas, Chicago y Nueva York. Estas últimas obligan a formular una pregunta importante: ¿por qué hay 52 millones de hispanos en Estados Unidos? Nación poderosa y rica, Estados Unidos es una especie de síntesis del cielo y del infierno...

Las Olas Migratorias a Estados Unidos

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Desde la fundación de la misión católica Nombre de Dios, en San Agustín, Florida, en 1565, y la llegada de los llamados Peregrinos en 1620 hasta nuestros días, Estados Unidos ha experimentado olas migratorias sucesivas que han fortalecido el concepto de que éste es un país de inmigrantes.

Los Hispanos se Triplicarán
hacia 2050 en EE.UU.


Hacia mediados de este siglo XXI, la población blanca de Estados Unidos ya no será mayoría en esta nación, según la Oficina del Censo del gobierno norteamericano. El cambio se producirá antes de lo anticipacido, dicen las autoridades, y la población hispana se triplicará.

La Comunidad Mexicana
en Estados Unidos

Luz María Escamilla llegó a Estados Unidos en 1980 con siete meses de embarazo de su segunda hija. Es originaria de Guanajuato, México, y antes de venir había estudiado un año administración de empresas en la Universidad de Michoacán.

Presencia Centroamericana

Los últimos años de la Guerra Fría atraparon en fuego cruzado a muchos países del mundo. América Central, con la equilibrada excepción de Costa Rica, fue igualmente presa de aquella confrontación que protagonizaban por un lado Estados Unidos, democrático y capitalista, y por el otro la Unión Soviética, dictatorial y comunista.

Cubanos en Estados Unidos

Cuando Roberto Goizueta fue nombrado presidente y director ejecutivo de la Coca-Cola en 1981, los cubanos radicados en Estados Unidos lo asumieron como un símbolo del éxito empresarial de su comunidad, en el país más poderoso del mundo.

Colombianos en Estados Unidos

Shakira, Juanes, Kike Santander, Sofia Vergara, Patricia Janiot y Más

Hijo de un asesor importante de la Organización de Estados Americanos (OEA) y nieto de un embajador de Colombia en Estados Unidos, Dan Restrepo pensó que el peso de sus ancestros no le permitía mucho margen para abrirse paso en la carrera política. No fue así. Hoy día es el director para asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama y asesor especial del mandatario estadounidense.

Eva Mendes, Más de una Década en Hollywood

La actriz cubanoamericana Eva Mendes es hoy día una de las intérpretes más populares del cine de Hollwyood. Entre sus filmes más conocidos están 2 Fast 2 Furious, Hitch, Training Day, We Own the Night and The Spirit. De padres cubanos, Mendes nació en Miami, Florida, el 5 de marzo de 1974, pero creció en Los Angeles.

Reportaje Especial